Home > coches > Pueblos con encanto en Formentera

Pueblos con encanto en Formentera

Pueblos con encanto en Formentera
Puntúa este post

Descubre los pueblos con más encanto de la maravillosa isla de Formentera.

La isla de Formentera es mucho más que playa, calas y chiringuitos. Todos y cada uno de sus pueblos son pequeños tesoros  donde descubrir la isla más auténtica, integrase con sus habitantes para que te cuenten la historia de una isla que ha conquistado a medio mundo.

La historia dela Formentera de verdad, la de las tradiciones y costumbres, la del payés y las higueras, la que te engancha por dentro y no te suelta. Si decides venir de vacaciones a la isla y alquilar un coche o moto para conocer sus secretos, te recomendamos que visites nuestras instalaciones  estos son algunos de los pueblos con encanto de Formentera que no deber perderte:

 

San Francesc Xavier

Esta es la capital de Formentera , donde podrás encontrar todo tipo de tiendas, restaurantes y bares. Pero si quieres disfrutar de su encanto más característico date una vuelta por sus blancas calles y su plaza principal, presidida por la iglesia de San Francisco (construida en el siglo XVIII) y su coqueto ayuntamiento.  Merece la pena dar un paseo por el pueblo al atardecer viendo sus preciosas tiendas, llenas de gusto y cuidado por los detalles. Y para terminar la visita concédete unos minutos para sentarte en la placita simplemente a observar y llenarte de la calma del lugar. Un paseo por este pueblecito blanco incluye parar en la Panadería Manolo y comprar una porción de flaó, una curiosa tarta de queso que no es ni dulce ni salada y es ambas cosas.

 

 

Es Caló

Es Caló se encuentra al pie de La Mola, un tranquilo pueblo pesquero formado por unas pequeñas casas, tiendas y restaurantes. La magia y el encanto de este pueblo se encuentra en sus peculiares embarcaderos que decoran su costa, con aguas de color turquesa y un azul tan increíble en el que podrías pasar horas sentado contemplando el horizonte, observando el mar y el vaivén de las olas.

Es Caló además tiene muchos más rincones que ofrecerte, que a pocos metros caminando desde el pueblo, puedes encontrar algunas calitas de arena blanca en las que seguir desconectado del mundo que te rodea. Aunque actualmente, Es Caló de Sant Agustí apenas supere el medio millar de habitantes, es uno de los puntos con una esencia más auténtica de la belleza mediterránea de Formentera. Sus casitas blancas de pescadores, el pequeño embarcadero natural o el restaurante de la zona son uno de los lugares más bonitos donde parar a descansar.

 

 

Es Pujols

De la tranquilidad de Es Caló pasamos a uno de los pueblos más turísticos de Formentera, Es Pujols, sin duda el más concurrido de la isla pero de obligada visita.

Lo que enamora de Es Pujols son sus playas, donde encontrar siempre un lugar especial para darte un baño irrepetible debido a sus aguas cristalinas. Si encuentras algún lugar en el mundo con un agua más transparente, por favor estamos aquí para que nos lo cuentes). Otra de las cosas que más engancha de este pueblo es su zona de marcha. El buen ambiente de Es Pujols es insuperable con tiendas, restaurantes, diferentes alojamientos y una marcha nocturna muy sana y divertida que seguro que te conquistará durante tus vacaciones de verano.

 

 

La Savina

Nada más llegar a la isla de Formentera te recibe el pueblo de La Savina, que es la localidad que está ubicada en el puerto. Aquí podrás encontrar hoteles, restaurantes, diversidad de bares, heladerías además de mercadillos para llevarte un recuerdo imborrable de tu visita a Formentera.

 

 

El Pilar de la Mola

Situado a tan solo 12 km del puerto de La Savina y en la zona más elevada de la isla, el Pilar de la Mola es un tranquilo pueblo con una población en torno a los 1000 habitantes. El pueblo es mundialmente conocido por su faro y los espectaculares acantilados que lo acompañan, así como por su mercadillo, que llena de color y buen ambiente la zona todos los miércoles y domingos.

El pueblo está formado por pequeños comercios y restaurantes rodeados de un entorno maravilloso como la iglesia de la Virgen del Pilar, el Molí Vell y el Camí de Sa Pujada. El Pilar de la Mola es un lugar ideal para desconectar, un santuario de paz y tranquilidad en el paraíso de la isla de Formentera.

 

 

Sant Ferran de Ses Roques

Es un pueblo que conserva toda la magia de la Formentera más hippy, ya que estos fueron sus primeros pobladores y quienes hicieron de Sant Ferran un lugar único en el mundo.  La Fonda Pepe, que ya es un local mítico en la isla, fue lugar de reunión del pueblo. Si sus paredes hablaran nos contarían infinidad de historias y seguramente muchas de ellas con Bob Dylan o la banda Pink Floyd.  En su minuto pasaron las hornadas de hippies procedentes de Europa y de la costa oeste de EEUU camino a Oriente. Hoy en día y en los meses de verano, la plaza del pueblo se llena de música y conciertos en directo que nos recuerdan la esencia de aquellos años únicos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *